Espacio Custo | Le Train Bleu Paris
16645
post-template-default,single,single-post,postid-16645,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_updown_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0,vc_responsive

Le Train Bleu Paris

Le Train Bleu Paris


Le Train Bleu es un increíble restaurante inaugurado en el 1901, situado en la Gare de Lyon, en el distrito XII de París. Todo un placer para la vista y el paladar.

Con motivo de la celebración de la Exposición Universal de ese año, tras la inauguración de la estación de Saint-lazare en 1889, le llegó el turno a la Gare de Lyon para tomar la apariencia de un palacio. La obra fue confiada al arquitecto Marius Toudoire, quien construyó el campanario de 64 metros (Torre del Reloj) y la fachada monumental de la estación.

 

Con el fin de preservar este rico patrimonio, testigo privilegiado del París de los años 1900, Le Train Bleu fue clasificado  Monumento Histórico en 1972 por Jacques Duhamel.

Fue salvado de la demolición por André Malreaux en 1966.

Uno de los locales de la Belle Époque mejor conservados, en donde, como curiosidad, sus clientes más habituales entre otros, fueron Coco Chanel, Jean Coctaeu,  Gabin, Dalvador Dalí, Marcel Pagnol y Brigitte Bardot.

 

 

Por otra parte hay que decir que todo el programa ornamental del actual restaurante Le Train Bleu no solo se sustenta en las pinturas. En realidad, se trata de todo un conjunto que incluye tallas de madera, dorados, esculturas, molduras, candelabros, mobiliario, lámparas de araña, un sinfín de detalles y por supuesto las pinturas, que pese a lo que pueda parecer, no son frescos, sino pinturas al óleo sobre lienzo. Cubren todas las paredes del restaurante, dándole la apariencia de un museo de la década de 1900. Veintisiete artistas franceses, incluyendo algunos Prix de Rome, han trabajado en esta decoración.

 

  

Un imponente conjunto de pinturas se encuentra en los techos y paredes de este maravilloso restaurante. Las 41 pinturas sobre lienzos fueron realizadas por los pintores más destacados de la época: François Flameng, Henry Gervex, Gastón Casimiro, San Pedro, René Billotte, etc. Ellos representan los puntos de vista de las grandes ciudades y paisajes a través del siglo xx por los trenes de la Compañía de PLM: París, Lyon, Marsella, naranja, Villefranche, Mónaco, Niza, Saint-Honoret, el Mont Blanc, etc.

 

Le Train Bleu acaba de ser renovado (verano de 2014): ha recuperado su antiguo esplendor. Haga clic en este enlace para ver el sitio que duró 2 meses mostrando todos los oficios.